En El Hombre Que Grita somos muy de The Cure, y a falta de entradas para su concierto de este domingo en Madrid, bueno es un poco de #AlgoMasQueEscuchar. Just Like Heaven es de esas (escasas) canciones optimistas y felices de la banda, de hecho para el propio Robert Smith es su mejor canción pop. Extraída de su séptimo álbum “Kiss me, kiss me, kiss me” fue el primer gran éxito del grupo en Estados Unidos, antes del archiconocido Friday I’m In Love.

El videoclip recrea cada estrofa de la letra de la canción, una experiencia autobiográfica de Smith sobre algo que le ocurrió con su entonces novia Mary Poole. La misma Mary (hoy su esposa) aparece bailando en el vídeo y puede presumir de ser la única mujer que aparece en cualquier vídeo de The Cure.