Carlos Sadness comenzó su carrera con el pseudónimo de Shinoflow en el difícil escenario del hip-hop patrio. Difícil encajar ahí con su particular estilo emotivo y forma de cantar digamos… poco “rapera”. Con su primera maqueta en 2002 consiguió que su hombre sonase en la escena de su Barcelona natal. Sin embargo, ninguno de sus trabajos con la firma de su alter-ego: El Presidente de los Estados de Ánimo en 2007 y Medias Naranjas y otras Mitades en 2009, consiguió trascender de la escena hip-hop más minoritaria.

Tras varios avatares, colaboraciones y homenajes (aparece en discos tributo a Antonio Vega, Héroes del Silencio y Aute) en 2010 firma con Sony, dando a luz su nueva/verdadera imagen como Carlos Sadness. Su primer álbum Ciencias Celestes se edita dos años más tarde. Un disco que da forma a su actual estilo, lleno de sonidos tropicales con su celebérrimo ukelele como protagonista en muchos de los cortes. También inicia aquí su afición a las colaboraciones, tanto dentro como fuera de sus trabajos. Aquí estaban Zahara e Iván Ferreiro, aunque luego aparecerían Love of Lesbian o Caloncho años después. Los lesbianos son una de sus influencias, también Vampire Weekend o Coldplay se sugieren fugazmente en sus composiciones.

El pasado mes de febrero publicaba su tercer álbum Diferentes Tipos de Luz. Carlos Sadness sigue apostando por su sonido dulce sin llegar al exceso de almíbar. Con estribillos pegadizos pero sin machacar demasiado. Ejemplo de esto es este single titulado como el famoso cometa Hale Bopp. Temática espacial y sonidos tropicales, la clave del éxito que ya le dura unos cuantos hits.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here