Sobran las palabras cuando hablamos de Javier Ibarra, aka Kase.O. Referente patrio del hip-hop desde los inicios de su carrera, que empezó con su primera maqueta a los 13 años y que no ha parado de sentar las bases del rap en español desde entonces. Una estela que ha evolucionado de los sonidos más crudos de su juventud, pasando por la etapa con Jazz Magnetism que nos dejó sin palabras y terminando en su trabajo más maduro, un último disco publicado en septiembre del año pasado.

El Círculo es su obra magna después de tantos años, un disco amargo y dulce a la vez, en el que nada sobra ni falta y que haciendo honor a su título es sin lugar a dudas redondo. El de la Jota se abre el pecho sin paños calientes, derrochando rimas como siempre pero con un punto de trascendencia que va tomando fuerza según avanzan los cortes. El proyecto surgió después de su exilio de cuatro años en Colombia, una crisis existencial que le tuvo al borde del abismo, como detalla sin contemplaciones en varias canciones del disco. Pero también es una retrospectiva a su carrera y una mirada de optimismo al futuro, con consejos y lecciones de vida para el oído atento que quiera escucharlas.

Kase.O ha declarado que este puede ser su último disco, y aunque nos gustaría que sus rimas nunca se acabasen, no podemos pensar en un legado mejor. Después de sus innumerables colaboraciones, muchas ya míticas, y de los discos con Violadores del Verso (que prácticamente entran en la categoría de patrimonio nacional), aún consigue emocionarnos como hacía tiempo ningún trabajo en castellano lo conseguía. Actualmente Kase.O se encuentra en plena gira El Círculo, con la que el pasado sábado llenó el Wizink, y lo que le queda durante el 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here