18 años y una larga lista de festivales de primera línea (Coachella, Lollapalooza, Glastonbury, Reading…) es parte del curriculum del precoz artista británico Declan McKenna. A los 15 años compuso y autoeditó su primer gran éxito, “Brazil”, y a los 16 ganó el concurso de jóvenes talentos de Glastonbury, lo que le permitió firmar un contrato con Columbia. Su primer larga duración se espera para este verano.

Con letras muy comprometidas, Declan no se corta en criticar la religión, los medios de comunicación más conservadores o las polémicas actuaciones policiales. “Brazil” es una crítica sin contemplaciones a las políticas del país sudamericano y sobre todo a la corrupción relativa a la organización del mundial de fútbol. Irónicamente, su tema “Isombard” forma parte de la banda sonora del videojuego FIFA 17.