Helena Beat es de esas canciones totalmente inconexas. Ni el título, ni la melodía ni el videoclip parecen tener nada que ver entre sí, ni mucho menos con el sentido de la canción que el líder del grupo estadounidense Mark Foster ha declarado. El tema pretende poner de manifiesto la actitud demasiado condescendiente de la industria del cine y el espectáculo con el consumo de drogas, pero acaba siendo una canción festivalera y hasta divertida.

El videoclip al más puro estilo Mad Max, es una metáfora del “camino del exceso” del que pretende advertir Foster, quien también confirmó que el título hace referencia a una ex-novia con la que él también conoció los excesos hollywodienses antes de formar la banda.