El próximo jueves 17 Michael Kiwanuka se estrena en nuestro país con un concierto en la sala Barceló de Madrid que lleva semanas con el cartel de completo. Difícilmente podría imaginar este hijo de refugiados ugandeses que creció en un modesto barrio de Londres que se le acabaría comparando con nombres del tamaño de Dylan, Morrison o Buckley.

Este Black Man In A White World se convirtió en un clásico contemporáneo desde el momento de su lanzamiento. El merecido reconocimiento le llega también desde el otro lado del charco, con un papel protagonista del tema en el final de la primera temporada de The Get down, el último éxito de Netflix (fascinante homenaje a la década de los 70-80 en el Bronx neoyorkino, y serie más que recomendable, ya puestos).