El 29 de mayo de 1997 moría (el folklore dice que no fue exactamente un “acciente”) en el Río Wolf de Tennessee Jeff Buckley a los 30 años. Pero hoy no vamos a hablar del virtuoso cantautor estadounidense ni de su misteriosa desaparición, sino del genial grupo Rufus T. Firefly. La banda rinde homenaje a Buckley con este tema que inaugura su cuarto álbum de estudio, lanzado en enero de este mismo año.

Con una base de fans forjada a base de conciertos por salas, los de Aranjuez pueden dar el salto comercial definitivo con su cuarto álbum, Magnolia. Letras llenas de metáforas, referencias abstractas y potentes melodías que recuerdan a bandas como Havalina (el mismo Manuel Cabezalí participa en la producción) o Smashing Pumpkins os esperan tras la colorida portada de su último disco.