Interpretada por los escoceses Simple Minds, Don’t You (Forget About Me) es hasta el día de hoy el mayor éxito de la banda. En 1985 la canción se convirtió inevitablemente en un hit al ser el tema principal de The Breakfast Club (El Club de los Cinco en España) y es considerada por muchos como el himno de toda una década.

La canción está asociada inevitablemente a la película, escenas de ésta aparecen en las televisiones que están esparcidas por el todo el set del videoclip y es imposible escucharla sin recordar el film. Aún así, el grupo siempre trató el tema con cierto desdén y nunca lo incluyó en sus álbumes de estudio.