Así es B: the Beginning, el anime exclusivo de Netflix

Netflix entra al mercado de la animación nipona

0

¡Buenos días, tardes o noches, según el momento en el que estés leyendo ésto!

Hace un tiempo escuché de un anime que había pasado por debajo de todos mis radares. B: The Beginning no había sido anunciado en la fuente donde yo escucho de las nuevas series de temporada, y la explicación es lógica:

B: The Beginning” ha sido creada exclusivamente para nuestra web de entretenimiento ahora mismo favorita: Netflix. La empresa de visionado de series online ha pagado a un estudio japonés para producir ésta serie. ¿Y cuál ha sido el resultado? Pues hoy vengo a contarlo.

B: The Beginning

B: The Beginning
Cartel promocional

Netflix se ha internado bastante en los entresijos del anime. Sin ir más lejos, hemos visto su marca cada vez en más producciones japonesas, siempre como un apoyo a la producción.

Sin embargo, ésta, B: The Beginning, es la primera serie ha sido creada enteramente para Neflix, siendo emitida únicamente en esta plataforma. El estudio Production I.G, responsable de otras obras mundialmente conocidas como Shingeki no Kyojin (junto con la recientemente creada en esa época Wit Studio) o las series de Ghost in the Shell y Psycho Pass, ha sido la creadora de la serie.
De igual forma, en el proyecto podemos encontrar como directores a Kazuto Nakazawa, un profesional con una prolífica carrera que también fue director en Parasite Dolls y algunos episodios de Samurai Champloo; junto con Yoshiki Yamakawa, director de otras series como Kill Me Baby o Little Busters! (con una participación en las películas de Digimon Adventure, aunque no con el rol de director). El guión corre a cargo de Katsuya Ishida.

La serie tiene una duración de apenas doce capítulos de unos 25-27 minutos, lo que se corresponde con una temporada de anime regular, y fueron todos lanzados el 2 de Marzo en Netflix. La trama está a medio camino entre un thriller policial y una historia sobrenatural.

SINOPSIS

¿De qué trata B: The Beginning?

La historia tiene lugar en el reino ficticio de Cremona, basada en la ciudad del mismo nombre, en la cual han comenzado a suceder extraños y crueles asesinatos, en los que siempre se encuentra la misma pista: un símbolo que parece ser una B.
Ésto ha llevado a la fuerza de policía RIS el darle el nombre de Asesino B al perpetuador de tan horrendos crímenes, y para atraparlo llega a la ciudad un afamado detective llamado Keith Flick.

Sin embargo, no todo es lo que parece, y Koku, un chico en apariencia normal y que trabaja como reparador de violines, parece estar envuelto hasta los huesos en el caso.
¿Pero está en el bando de los buenos o de los malos?
Y esa extraña organización llamada “Los Mercaderes”, ¿será una leyenda urbana o algo más?

DETALLES TÉCNICOS

¿Qué esperar del estudio de animación que nos trajo Shingeki no Kyojin y Ghost in the Shell? La animación está realmente bien. Y eso se ve sobre todo en las muchas escenas de acción que tiene la serie.

En el primer episodio ya se muestra que en las batallas va a haber un gran despliegue de movimiento y luces. Y, aunque tras esa batalla las demás no tengan tanto artificio, eso no significa que dejen de ser menos impresionantes.

No es esa primera pelea, pero deja claro que están increíblemente bien animadas.

Los diseños de personajes son muy agradables, con unos colores vivos llenos de sombras. En sí, este apartado es un punto fuerte de la serie, y una de las razones por las que deberías echarle un vistazo.

En cuanto a la música, la BSO ha sido creada por Yoshihiro Ike, que ha dado a la serie una bastante extensa soundtrack. Compuesta por casi sesenta pistas, la prácticamente inmensa mayoría de éstas son temas de fondo, que transmiten el suspense y la tensión del ambiente. Hay alguna que se sale del molde, pero es usada en los momentos de calma entre escena tensa y escena tensa.

Por otra parte, no tiene opening. O bueno, sí tiene, pero dura apenas quince o veinte segundos, no tiene animación apenas y no merece demasiado la pena mencionarlo.
El ending, sin embargo, sí merece una mención. The Perfect World es el nombre de la canción interpretada por Marty Friedman junto a los integrantes de MAN WITH A MISSION Jean Ken-Johnny, KenKen y Kouji Fujimoto, grupo que ya escuchamos en otro anime que reseñé aquí: Inuyashiki. Siguiendo el rumbo de la banda japonesa, encontramos una canción rock, con muchísimo ritmo y con mucha fuerza. La animación no es destacable, pero no tiene mucha importancia dado que la serie no centra la acción en esos puntos, por supuesto.

La serie en sí es un derroche técnico. Netflix no se conformaría con menos.

 

CRÍTICA

La serie comienza pareciendo un típico thriller de policías contra asesino lo suficientemente inteligente como para escapar dejando una pista reconocible. Aún así, en el mismo primer capítulo nos ponen sobre la mesa el tinte sobrenatural que tendrá la trama.
Eso, junto a la llegada del gran (y excéntrico) detective, me recordó ligeramente a Death Note.

Pero, pese a los primeros capítulos centrados más en la investigación y el trabajo de la policía, hay un momento en el que esa trama queda un poco olvidada y se centra prácticamente por completo en la parte fantástica.
No sé si calificar esto como algo malo o algo bueno, así que lo dejaré como un giro del guión que hace que la serie tome un enfoque diferente. ¿Algo arriesgado? Puede.

Por lo tanto, tenemos la serie dividida en dos partes: la parte principalmente thriller, y la parte principalmente sobrenatural.

De igual forma, hay un pequeño detalle que me ha mosqueado un poco, y es la rápida explicación que se le da a la historia y religión. En apenas unos minutos, te largan toda la mitología. Esto no importaría si no fuese relevante, pero es parte fundamental de la trama y lo sueltan en unos minutos. Mucha información, muy poco tiempo.

Aún así, la serie es disfrutable. Muy entretenida, con una trama llena de giros (mayores o menores, más o menos arriesgados como el anterior), y personajes que, si bien no te da mucho tiempo a tenerles cariño, tienen unos diseños atractivos. La trama engancha, y te dejará sentado en el asiento hasta que termine el capítulo, y al final siempre te quedarás con ganas de más.

Puede que no sea la mejor serie que nos ha dado el anime este año, ni siquiera el mejor anime de temporada. Pero es una gran incursión de Netflix en la industria, y según la plataforma, pretende estar mucho más presente en este campo.

Y, en otro orden de cosas… ¿Esa escena final que aparece en B: The Beginning significaría una segunda temporada? Quizá, de momento no se ha dicho nada, así que se seguirá esperando.

Keith Flick, uno de los pilares de la serie.

¡Y ésto ha sido todo por mi parte! ¿Os ha llamado la atención? Si es así, está completa y disponible en Netflix, en español si así lo queréis. ¡No hay excusa para no verla!

Nos vemos~

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here