Jóhann Jóhannsson que destaca por su minimalismo y música drone, elabora para el film Arrival (La llegada) una partitura centrada en lo ancestral y lo extraterrestre con una música que juega con unos sonidos extraños, en ocasiones generando una música orgánica con empleo de voces, instrumentos y electrónica generando atmósferas de misterio e incluso de terror. Como contraste, una música elaborada por Max Richter elaborando un tema emocional con una melodía orquestal bellísima claramente relacionada con lo humano en el film. Asi, Johan compone una notable banda sonora.