Una gran producción musical de los dos compositores, Hans Zimmer y Junkie XL, que da lugar a una música que puede denominarse ¨visceral¨ ya que no es una bso hecha al modo ortodoxo y clásico, si con estructuras de temas bien definidas pero individualizadas a cada personaje. Hoy hablamos de Batman v Superman: El amanecer de la justicia.

De esta forma, la bso refleja un choche violento de dos héroes, donde se importa lo evidenciado en Man of Steel y se dispone de una mezcla anárquica, de tono ultramoderno, místico y de conflicto, con un reflejo del refinamiento de Mozart. En definitiva es una obra de creación demoledora que funciona a base de impactos y sensaciones dirigidas a engrandecer los escenarios físicos y emocionales. Con esto, Hans Zimmer dice adiós a los filmes de superhéroes, decisión que, para muchos, merece el máximo respeto.