La mejor obra de Junkie XL es la creada para el film “Mad Max: Fury Road“, aunque sin ser excelente. En este caso, el compositor elabora una partitura sin mucho atrevimiento pero sí con una absoluta comunión con las imágenes y con una gran variedad de temas. En particular, la música incide demasiado en lo ambiental y en la épica, donde la electrónica tiene un peso importante y no tanto la orquesta. En definitiva una música potente al estilo Junkie que se adapta y funciona muy bien durante el film pero sin un carácter arrollador y memorable.