Harry Gregson-Williams crea una muy notable partitura para el film The Chronicles of Narnia (Crónicas de Narnia). En esta ocasión el compositor británico deja de lado los sintetizadores para realizar una expectacular creación sinfónica con un tono claramente épico lleno de magia y fantasía. En esta maravilla de banda sonora muestra realmente su talento creando una música orquestal y coral con una increible Lisbeth Scott, además de unos increibles ritmos africanos. En definitiva una magistral banda sonora con grandes temas de acción y drama que hacen una escucha más que recomendada. Destacar el tema “The Battle”.