Joseph Bishara crea para el film The Conjuring (Expediente Warren) una de las mejores Bandas sonoras del cine de terror, siendo una de las mejores bazas del film. En ella el compositor norteamericano elabora una ambiental partitura que encaja a la perfección con la escena recreando un entorno de terror, claustrofobia y asfixia. En ella se diferencian dos ambientes, uno de terror con una música indefinida que no se concreta y que magnifica el poder del peligro, eso sí, de gran elaboración; y otro ambiente más dramático con una música más fragmentada y algo más melódica al final aplicada a la familia (family theme). En definitiva, para muchos, una de las mejores obras compuestas en los últimos años para el género de terror.