Tras su primera y notable composición en X-Men 2, John Ottman en X-Men: Días de pasado futuro crea una obra de correcta creación pero algo más desganada si la comparamos con su anterior trabajo, que la convierten en algo rutinaria y muy funcional, ya que muestra una falta de solidez estructural y acaba por ser lineal.

xmendofpost

Se caracteriza por una música que se mueve en lo ambiental y lo dramático. Comenzando con una partituras destinadas a recrear un ambiente futurista y deshumanizado para pasar luego a temas que resaltan los conflictos en el filme. En definitiva, un compositor que sin ser uno de los más reconocidos y a pesar de este, al que muchos llaman fracaso musical, destaca por grandísimas composiciones en otros fims y quien pretende dar un golpe encima de la mesa, musicalmente hablando, en la última entrega de la saga X-Men (X-Men: Apocalipsis) donde las primeras impresiones en cuanto a la composición dejan ya muestras de ello.