Si mencionamos Netflix, se te viene a la cabeza esa factoría que en los últimos años nos está dando mucho entretenimiento en forma de serie. Grandes títulos han pasado ya al hall de la fama seriéfilo, pero no nos olvidemos de que Netflix tiene el mismo plan de éxito para las películas de formato largo.

Ya no me siento agusto en este Mundo (I Don’t Feel at Home in This World Anymore) es la nueva producción cinematográfica de Netflix y aunque en un primer visionado no puedas dejar de pensar que se trata de un capítulo largo de una serie que estás comenzando a ver, merece mucho la pena.

Durante 93 minutos te adentrarás en la vida de una ciudadana ejemplar: Ruth. Ella vive esa vida que toda madre quiere que vivas: organizado, metódico, cívico…y vive esa vida cuando nadie la vive, en una ciudad llena de gente poco cívica.

El robo en su casa hará que este chip de ciudadana ejemplar le cambie y con la ayuda de su vecino Tony irá a dar una lección a aquellos que un día se atrevieron a entrar en su tan normal Casa.

Con el debut en la dirección de Macon Blair y con la ayuda de Melanie Lynskey (‘Dos hombres y medio’), Elijah Wood (‘El señor de los anillos’), David Yow (‘Southbound’), Jane Levy (‘No respires’),y Devon Graye (‘Dexter’) hacen de esta historia que sea de lo mejor que podamos encontrar en Netflix hoy día.

Como comentario personal, me recuerda mucho a Kick ass, película que disfrute muchisimo.