Parece que estamos viviendo una nueva era dorada de la animación (americana). Ya sean series para adultos o para los más pequeños, animaciones como Ricky y Morty o Hora de aventuras han llegado para romper con todo. Lo que hoy tenemos sobre la mesa no es precisamente una serie infantil aunque sus protagonistas sean niños. Hablamos de la nueva serie de Netflix: Big Mouth.

Nos encontramos ante unos protagonistas que pasan por una de las etapas más complicadas del ser humano: La pubertad. La serie muestra como estos cambios físicos por los que pasamos en aquella época nos aterrorizaron y nos sorprendieron, como por ejemplo el crecimiento del pecho, la primera espinilla o la primera regla. A demás nos muestran cómo entonces teníamos los sentimientos a flor de piel y nos hacian reir, llorar o enfadarnos en un instante. Para representar todos estos momentos monstruosos lo hacen con eso mismo, con un monstruo. El llamado “monstruo de las hormonas” que solo está ahí para provocar a los niños a que se toquen, a gritar a sus padres y a todo lo cotidiano de esa edad.

«The hormone monster»

Para no contaros mucho más de la serie, solo os diré que es un entretenimiento más que decente, donde te reirás de lo tremendamente incomodo que era pasar por ese momento de nuestra vida.

Big mouth es de esas series que englobarías dentro de Padre de Familia o South Park por lo irreverente que puede llegar a ser por momentos. Por ahora se coloca en una de las series de la temporada, que llegue a estar a la altura de Bojack Horseman (que es el buque insignia de la animación de Netflix) solo el tiempo lo dirá.

https://www.youtube.com/watch?v=U9L7-8ly3Xg

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here