¡Buenos días, tardes o noches, según el momento en el que leas ésto!

Se acerca Halloween, una fecha perfecta para colarte dentro de una manta, con un chocolate caliente y ver películas de miedo para pasarlo bien. Pero siempre puedes pasarte a ese extraño y bizarro mundo de la comedia de terror. ¿Y por qué no recomendar una para esta señalada fecha donde todas las cadenas estarán emitiendo películas sanguinolientas de slashers y scarejumps?

¡Hoy vengo a hablar de Tucker & Dale contra el Mal!

Cartel Tucker & Dale contra el Mal
Cartel de Tucker & Dale contra el Mal

… ¿No la conoces…? Es normal, en realidad. Seguramente no es lo primero que mires al buscar una película de género slasher, existiendo películas como Scream y La Matanza de Texas.
Pero estoy aquí para darla a conocer. Porque si Halloween es una fecha para pasar miedo, también es una fecha para divertirse.

Pero empecemos.

¿Qué demonios es Tucker & Dale contra el Mal?

Se trata de una película canadiense de comedia, terror y slasher del año 2010, dirigida por Elijah «Eli» Craig, el cual también ha dirigido Pequeño Demonio (de este mismo año), y que ha actuado en películas como Space Cowboys y Deal of a Lifetime. La película fue guionizada por el propio director junto a Morgan Jurgenson (Glass Desert).
Cuenta, entre otros actores, con la presencia de Tyler Labine (El Origen del Planeta de los Simios), Alan Tudyk (Rogue One: Una Historia de Star Wars) y Katrina Bowden (Scary Movie 5) como los protagonistas.

En su haber, cuenta con el premio del Festival de Sitges de 2010 a la Mejor Película, en la sección «Panorama»).

¿Qué es lo que nos presenta la película?

La película comienza como muchas del género:
Un grupo de universitarios, aprovechando unas vacaciones, organizan un pequeño viaje a un bosque apartado donde poder relajarse. Sin embargo, en el camino, comienzan a sentirse ligeramente observados por dos hombres que encajan perfectamente en la definición de «paleto». Camisas a cuadros con monos vaqueros desgastados, gorras viejas y botas llenas de barro, acento descuidado… Y lo peor de todo es que uno de ellos parece haberse fijado bastante en Alison, una joven estudiante de psicología. Y la cosa va a peor, dado que esos hombres se van de vacaciones a una casita en el mismo bosque que los universitarios.
¿Quién, de todos, saldrá vivo de esta situación…?

Fotograma de Tucker & Dale contra el Mal
Dale y Tucker

Como ya habéis podido comprobar, suena bastante cliché. Pero no os precipitéis.

Detallitos técnicos

La fotografía está a manos de David Geddes, rodada en los bastos bosques de Canadá. En contraposición a muchas películas del género, ésta apenas tiene escenas oscuras, con imágenes luminosas de los árboles canadienses. Por lo que esa atmósfera de «tensión» se pierde un tanto… O no.
En cuanto a la música de la película, ¿qué creéis que sonará en una historia como ésta?
Ritmos de banjo, percusión, y Mike Shields siendo el principal cantante de la mayoría de ellas. Si estáis pensando en una canción de «típico campamento americano», habéis acertado. También cuenta con la participación de la banda Mass Undergoe, con su I Dug My Grave and Walked Away, o John Craig con Soon.

La canción de los créditos, y tema de la película, se llama Holding On y es interpretada por el ya mencionado Mike Shields.

En cuanto a los efectos especiales, no esperéis a Steven Spielberg, más que nada porque este tipo de películas no esperan realismo a raudales.
Las escenas de gore están bien llevadas, pero hay ocasiones (mutilaciones más bestias), en las que se nota un poco que son efectos especiales. Nada que importe demasiado ni que le prestes atención en el momento. Estarás ocupado riéndo, créeme.

Las actuaciones están aceptables. El trío protagonista es simpático y te hará reír sin duda. Por otra parte los demás universitarios son más… superficiales. Apenas aparecen y se nota que están ahí para su frase de turno. Pero eso sí, son frases necesarias y cumplen bien su cometido.

¿Y por qué recomiendo ésto?

Tucker & Dale contra el Mal juega bastante bien a lo de darle giros a las situaciones y sacar comedia de cualquier parte.
Da igual lo amables que sean los protagonistas y sus buenas intenciones, siempre ocurre algo que acaba por dar la vuelta a la situación.
Da igual que parezca imposible, de alguna forma un elemento aleatorio causa el desastre.

Es posible que el desenlace de la película sea algo… sacado de la manga, pero en sí, la película es un no parar de escenas gore, risas y malentendidos.

Y como película para descansar de tanto susto de Halloween, Tucker & Dale contra el Mal es perfecta.

O, por qué no, ponla también antes de una escapada al bosque con tus compañeros universitarios. Seguro que os quita los nervios.

Nos vemos~

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here