A pesar de que 2016 ha sido un año gris, al parecer el joven director y guionista Damian Chazelle (Whiplash) y su compañero Justin Hurtwitz decidieron que el año no iba a quitarles las ganas de sonreír, bailar y cantar. La la land o La Ciudad de las Estrellas es el musical que nos dará las alegrías necesarias para este año. Ryan Gosling en el papel del pianista Sebastian intenta que el jazz no muera en una sociedad en la que parece que está destinado a morir, a lo cual él se niega y hará lo posible para que se mantenga vivo.

la_ciudad_de_las_estrellas_la_la_land-192432541-large

Por otro lado tenemos a Emma Stone en el rol de Mia, una mujer que persigue su sueño de ser actriz y tiene que lidiar con los problemas típicos del mundillo, los rechazos, el desprecio en los castings, el fracaso… Pero como Sebastian, no le detendrá nada para poder alcanzar su meta. Como buen musical disfrutaremos de las canciones más animadas pero también nos pondremos en la piel de los protagonistas con las canciones más frías. Musicalmente no tiene nada que envidiar a otros musicales, Justin Hurtwitz probó de sobra en Whiplash que la música es su don y en esta película no nos defrauda. Ryan y Emma tampoco se quedan cortos a la hora de cantar y bailar, demostrándolo en cada escena en pantalla (de hecho, Ryan Gosling ya formaba parte de un grupo de rock indie conocido como Dead Man Bones)
Si eres fan de los musicales disfrutarás de esta película pero si no eres muy asiduo creo que también será de tu agrado, no es musical empalagoso y las actuaciones del reparto y lo bien integradas que están las canciones harán que el espectador disfrute de la película.