Parece ser que las cosas iban a estar calmadas después de que el Patrón se escapara de su propia prisión en la primera temporada, pero nada mas lejos de eso. Tras la muerte de su primo Gustavo, Pablo no solo ha perdido a un familiar, ha perdido a su parte racional, la parte que le decía que pensara con la cabeza antes de hacer nada. Y eso solo se puede resumir en una cosa: va a haber mucho más plomo que plata en la segunda temporada.

Con esa premisa la segunda temporada empieza justo donde lo dejamos, con el Patrón escapándose de la prisión perseguido por los militares y la DEA, con el runrún en la cabeza de que están persiguiendo a un hombre que es capaz de matar solo con la mirada, como si de Braveheart se tratara.

La segunda temporada de Narcos esta llena de acción, momentos tensos y mucho plomo. Con la consecuente persecución de la DEA y el gobierno de Colombia a Escobar los buitres no tardan en aparecer y empiezan a morder y coger parte del pastel, estos buitres son el Cartel de Cali, junto a los paramilitares conocidos como los Pepes, que nos darán mucho juego a lo largo de la temporada, porque cuando tu enemigo está débil tienes que golpearlo más duro que nunca y no dejar que se levante. Y algunas partes de este Cartel deciden aplicar la máxima de “Los enemigos de mi enemigo son mis amigos” y tendrán contacto con cierto agente de la DEA para poder acabar con Pablo de una vez por todas. Pero el Patrón no se acobarda por una panda de malparidos hijueputas que tratan de quitarle toda su plata y luchará con uñas y dientes, hasta que sea derramada la última gota de sangre de esos maricas.

Puede que en lo histórico tenga algunos fallos (el propio hijo de Escobar lo ha hecho saber en algunas entrevistas y en su libro) pero manteniendo un mínimo de rigor histórico y con el atrevimiento que siempre ha reflejado Netflix siempre con sus series la segunda temporada no decepcionará a ningún fan de Narcos ni a cualquier persona que disfrute de una trama con drama y acción a partes iguales.

¿La única pega para un servidor? Netflix ya ha confirmado que va a haber tercera y cuarta temporada porque a pesar de lo que todos ya sabemos, el spoiler anunciado a golpe de cualquier anuncio de esta temporada, tendremos mas conflictos para largo con la pelea entre la DEA y el ahora mas poderoso que nunca Cartel de Cali. Esperemos que no defraude pero todo será muy raro sin él, pero bueno, siempre habrá algún hijueputa que nos emocione.