¡Buenos días, tardes o noches, según el momento en el que estás leyendo ésto!

Aprovechando los juegos de invierno y que el equipo japonés de patinaje artístico ha basado su actuación en el anime, he decidido hablar de esta obra que tanto revuelo causó el otoño de 2016.

Antes de nada, dejo por aquí la rutina que presentaron los atletas Miu Suzaki y Ryuichi Kihara en los Juegos Olímpicos. La canción usada se titula Yuri on Ice, de la OST del anime, y es la canción que usa el protagonista para su actuación en el gran premio, la cual trata de reflejar su viaje y experiencias hasta haber llegado hasta donde se encuentra. Una preciosa canción de piano, interpretada por Taro Umebayashi, también conocido como “Milk”.

Y habiendo hecho esta introducción, pasemos a lo que de verdad importa en este blog: el anime. Hoy traigo…

Yuri!!! on Ice

Yuri!!! on Ice
Imagen promocional

Antes de nada, ¿qué es YoI?

Yuri!!! on Ice (o YoI, que queda más rápido y es mucho más cómodo), es un anime original del estudio MAPPA (que también es el estudio de Inuyashiki, del cual yo misma he hablado aquí). Sayo Yamamoto (Lupin III: la Mujer Llamada Mina Fujiko) es la directora de esta animación, y Mitsurō Kubo (mangaka de Again!! y Tokkyuu!!) es la escritora.

Es un anime de doce capítulos, emitidos durante octubre-diciembre de 2016, de temática deportiva y romance homosexual. Si estás en este mundillo, sabrás que las historias de temática homosexual entre hombres son conocidas como yaoi (del cual no tengo nada que decir porque no lo consumo dado que no me gusta este género…), pero este anime tira más hacia el deporte, dejando el tema del romance más en segundo plano, por lo que me gusta pensar que se clasifica como shounen-ai, es decir, que hay romance pero no se pasan con ello tampoco.

Se armó bastante revuelo cuando salió el anime, y a día de hoy cuenta con una legión de fervientes fans. Y he de contar que su título creó confusión en un inicio… dado que yuri es la palabra japonesa para denominar las series de temática lésbica… vamos, lo contrario al yaoi, y lo contrario de lo que nos acabó ofreciendo el anime.

El elenco masculino. La serie nos ofrece un montón de amores animados.

¿Qué nos cuenta Yuri!!! on Ice?

El protagonista de esta historia es Yuri, por ello el título. Katsuki Yuri, de veintitrés años, es patinador. Lleva toda su vida patinando, gracias a su gran ídolo Victor Nikiforov, el campeón de patinaje artístico.

Pero aún así, Yuri no consigue llegar a mucho. Tras una derrota bastante brutal en la final del Grand Prix que le deja bastante destrozado, decide tomar un descanso y volver a su casa.
Su pequeño pueblo costero, el cual vio cómo perseguía su sueño, no ha cambiado mucho. Su mejor amiga de la infancia ahora lleva la pista de hielo que tanto adoraban, y donde él realiza una complicada rutina que pertenecía a Victor. Lo que él no sabía es que su mejor amiga estaba grabando en esos momentos, y que sus hijos deciden que ese vídeo merece estar en Internet.

Yuri, el moreno, y Victor, el albino. Tiene pinta de buen entrenador, ¿a que sí?

Azares del destino, ese vídeo se vuelve viral, y llega a la pantalla del ahora retirado campeón de patinaje artístico Victor Nikiforov, que considera que Yuri tiene un gran futuro y se aventura a ir a Japón para convertirse en su entrenador personal.

 

¿Y qué pasa con esta serie?

Bien, hay que reconocer el osado movimiento por parte de las creadoras al tratar un tema bastante tabú en un deporte como este, y también hay que tener en cuenta lo bien que trata el tema. En una industria donde las relaciones homosexuales son tratadas no como relaciones en toda regla, si no como fetiches del consumidor (sin ir más lejos, la gran mayoría de animes que tratan estos temas fuerzan los romances a base de situaciones ridículas y crean relaciones incluso tóxicas sin miramientos), YoI crea una relación bonita y creíble entre los dos protagonistas, bastante sana y en la que ambos se apoyan y admiran.
Y más importante, trata la superación de Yuri de forma muy convincente. El protagonista tiene momentos en los que se derrumba por completo, y le cuesta salir de ello. Pero no se rinde y busca una forma de superarse.

Las coreografías son bonitas, los secundarios son pintorescos… pero eso no quita que no tenga unos fallos bastante evidentes.

Empecemos por lo básico.
La serie tiene una animación que algunos momentos es simplemente perfecta. En una serie de patinaje, donde cada movimiento debe estar cuidado, es normal que el estudio ponga empeño en animarlo bien…
Sin embargo, a lo largo de la serie, veremos cómo esta animación decae.
Ésto pasa más de lo esperado. Se trata de un tipo de animación low-cost en la que la animación es estándar en la mayoría de las escenas, en determinados momentos se luce, y en otros pega un bajón considerable con personajes deformes y muy poco detallados.
En Yuri!!! on Ice, estos dos tipos de escenas se distinguen bastante bien: las buenas, las que derrochan, son aquellas en las que patinan los protagonistas; las malas, las que deforman, son aquellas en las que patinan los competidores.

Hay momentos en los que pausar el capítulo es convertir la serie en una comedia inintencionada.
Es cierto que esta serie ganó los premios de Crunchyroll a la mejor animación… Pero su animación no es buena, al menos, no tan buena como la pintan. La animación es estándar, únicamente nos pone en algunos momentos una animación sublime, dando la sensación de que está increíblemente bien animada.

Pasando a otras cosas… En la anterior crítica, de Fairy Tail, sacaba muy a relucir la hipersexualización que sufrían los personajes femeninos de la serie, dejándolas prácticamente desnudas en todas las batallas.

Yuri!!! on Ice es una serie sexualizada. Y algunos personajes están bastante sexualizados. En el primer capítulo Victor aparece completamente desnudo, con un pequeño arbusto que hace de censura. El personaje de Christopher está increíblemente sexualizado, muchísimo, haciendo unos planos descaradísimos a su trasero… Aunque es el propio personaje, que explota su atractivo hasta esos puntos.
De igual forma, las situaciones están hechas en ocasiones para generar esa tensión tan sexual que se intuye en ocasiones, creando muchas escenas prácticamente eróticas.
Es como si la serie buscase el mantener al público enganchado a base de situaciones como éstas.

Así se empieza una serie, señores. Así.

Y por último, aunque no menos importante.
Se sabe que la serie trata, entre otros temas, la homosexualidad. Y la relación está muy bien establecida, en el sentido en que los personajes se acercan poco a poco y no hay nada tóxico entre ellos (no como en muchas otras series, reitero).

Sin embargo, cuando llega el gran momento de la serie de dejar claro que los personajes han empezado una relación y están enamorados… Censuran el beso.

No exagero cuando digo que Internet enloqueció, intentando averiguar si era beso o un abrazo. La gente redibujaba para ver a través del brazo, incluso.
Y es que, si quieres representar bien algo como una relación entre los protagonistas, y cuando llega el momento censuras el beso, ¿qué te queda?
Sí, se sabe que están juntos, en un momento de la serie se deja bien claro, pero en este momento, tan crucial, se decide ocultar. Y ésto es lo más cerca que estaréis en la serie de ver un beso entre dos hombres.

Pero, pese a todo lo anterior, Yuri!!! on Ice es una serie que está bastante bien y se puede ver perfectamente. Sí, pese a esas animaciones que he puesto más arriba.

La serie tiene fallos, por supuesto, algunos bastante grandes, como el tildarse de serie LGTB+ pero aún así no mostrar algo como un beso. Sin embargo, si pasamos por alto el romance, nos queda la historia de Yuri.
En la serie se ve perfectamente como un chico de pueblo que estaba derrotado en un principio consigue llegar a las finales del mundial haciendo frente a la ansiedad que sufría en un principio, y que de vez en cuando aún le ataca en su camino.


Por lo tanto, ¿es Yuri!!! on Ice una buena serie? Sí, lo es. PERO no es tan buena como la pinta la gente.
Se trata de una serie que regala unos momentos muy bonitos y que nos muestra una relación sana entre dos hombres, una rivalidad entre dos patinadores y la lucha de Yuri por mejorarse. Pero no por ello hay que pasar por alto sus patinazos.

¡Y ésto ha sido todo! Espero que os haya gustado la crítica, tanto si estáis de acuerdo como si no…

¡Nos vemos~!

Este hombre es precioso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here